sábado, 30 de mayo de 2015

Aunque me encantan los champiñones, no los suelo utilizar demasiado a la hora de cocinar. En invierno los utilizo sobre todo para cremas, me gusta muchisimo la crema de champiñones, pero fuera de ahi, apenas los uso para un risotto o un revuelto. Y es que siempre tengo la sensación de que  no les se sacar partido, obtener de ellos todo el sabor que tienen.

Pero esto era asi hasta que preparé estos champiñones guisados en la slow cooker. En cuanto vi la receta en crockpotting supe que los haría, y tengo que reconocer que son los champiñones más ricos que han salido de mi cocina. ¿ Os animais a probarlos?


RECETA DE CHAMPIÑONES GUISADOS

INGREDIENTES


400g de champiñones
1 cebolla
2 dientes de ajo
50 ml de vino blanco
1 cucharadita de harina
Aceite de oliva
2 aros de guindilla
Perejil
Sal
Pimienta

 

PROCEDIMIENTO

  • Encendemos la slow cooker en temperatura alta.
  • Limpiamos los champiñones, y los cortamos en laminas, cuartos o por la mitad, a nuestro gusto. Reservamos.
  • Picamos finamente la cebolla con el ajo y lo ponemos a pochar en una sarten junto con los aros de guindilla. Cuando la cebolla comience a clarear, añadimos la cucharadita de harina y removemos para tostarla y que pierda el sabor a crudo.
  • Añadimos el vino, dejamos que evapore el alcohol e incorporamos los champiñones; removemos para que se mezcle todo bien.
 
  • Lo pasamos a la mini y programamos 2h 30 min - 3h en high.
  • Cuando esté listo, espolvoreamos con perejil.


Nota: Aunque en un primer momento parezca que la mezcla es seca, como podreis observar en las fotos la cebolla y los champiñones sueltan bastante agua, por lo que al finalizar la cocción los champiñones estarán bañados en una rica salsa.






10:30 Mai Vg
Aunque me encantan los champiñones, no los suelo utilizar demasiado a la hora de cocinar. En invierno los utilizo sobre todo para cremas, me gusta muchisimo la crema de champiñones, pero fuera de ahi, apenas los uso para un risotto o un revuelto. Y es que siempre tengo la sensación de que  no les se sacar partido, obtener de ellos todo el sabor que tienen.

Pero esto era asi hasta que preparé estos champiñones guisados en la slow cooker. En cuanto vi la receta en crockpotting supe que los haría, y tengo que reconocer que son los champiñones más ricos que han salido de mi cocina. ¿ Os animais a probarlos?


RECETA DE CHAMPIÑONES GUISADOS

INGREDIENTES


400g de champiñones
1 cebolla
2 dientes de ajo
50 ml de vino blanco
1 cucharadita de harina
Aceite de oliva
2 aros de guindilla
Perejil
Sal
Pimienta

 

PROCEDIMIENTO

  • Encendemos la slow cooker en temperatura alta.
  • Limpiamos los champiñones, y los cortamos en laminas, cuartos o por la mitad, a nuestro gusto. Reservamos.
  • Picamos finamente la cebolla con el ajo y lo ponemos a pochar en una sarten junto con los aros de guindilla. Cuando la cebolla comience a clarear, añadimos la cucharadita de harina y removemos para tostarla y que pierda el sabor a crudo.
  • Añadimos el vino, dejamos que evapore el alcohol e incorporamos los champiñones; removemos para que se mezcle todo bien.
 
  • Lo pasamos a la mini y programamos 2h 30 min - 3h en high.
  • Cuando esté listo, espolvoreamos con perejil.


Nota: Aunque en un primer momento parezca que la mezcla es seca, como podreis observar en las fotos la cebolla y los champiñones sueltan bastante agua, por lo que al finalizar la cocción los champiñones estarán bañados en una rica salsa.







 Esta salsa boloñesa la he hecho muchas veces, en ocasiones con pequeñas variaciones, por ejemplo cambiando el bacon por jamón serrano, pero la base siempre es en esencia la misma.

La diferencia esta vez es que está cocinada en la slow cooker, durante 4 horas, y si, el que se cocine al chup chup lentamente, ha marcado una gran diferencia. Tiene un sabor mucho más potente, que cocinada de manera "rápida", y que merece mucho la pena probar.

Los tiempos que he seguido son los empleados en una receta para el menú slow cooker de las ollas programables, por lo que intuyo que si se quiere hacer en la GM (E y F, pues la D no tiene menu lento) serían mismos tiempos que los que indico aqui.



RECETA DE SALSA BOLOÑESA EN SLOW COOKER

INGREDIENTES

1 cebolla
2 zanahorias grandes
2 dientes de ajo
1/2 pimiento verde italiano
500 gr de carne picada mixta
3 lonchas de bacon
500gr de tomate frito casero
1 c/s de paté
Un chorro de vino blanco
Pimienta negra, orégano y albahaca

* Nota:  Llené mucho la mini, y durante la cocción hubo un momento en el que estuvo a punto de desbordar, por lo que si se va a hacer en ella, aconsejo reducir un poco los ingredientes.

PROCEDIMIENTO

En una sarten/olla pochamos la cebolla y el ajo, junto con la zanahoria y el pimiento muy picado. Cuando lleve unos minutos, añadiremos la carne salpimentada junto con el bacon, que iremos removiendo para que tome color de manera uniforme. En éste momento, añadiremos un chorro e vino blanco, que dejaremos que evapore durante unos minutos.

Pasamos todos los ingredientes a la mini, añadimos el tomate frito y las especias. Programamos 4 horas en high. Cuando falten 30 minutos para finalizar, añadimos la cucharada de paté, removemos y dejamos finalizar (tapada).











9:48 Mai Vg

 Esta salsa boloñesa la he hecho muchas veces, en ocasiones con pequeñas variaciones, por ejemplo cambiando el bacon por jamón serrano, pero la base siempre es en esencia la misma.

La diferencia esta vez es que está cocinada en la slow cooker, durante 4 horas, y si, el que se cocine al chup chup lentamente, ha marcado una gran diferencia. Tiene un sabor mucho más potente, que cocinada de manera "rápida", y que merece mucho la pena probar.

Los tiempos que he seguido son los empleados en una receta para el menú slow cooker de las ollas programables, por lo que intuyo que si se quiere hacer en la GM (E y F, pues la D no tiene menu lento) serían mismos tiempos que los que indico aqui.



RECETA DE SALSA BOLOÑESA EN SLOW COOKER

INGREDIENTES

1 cebolla
2 zanahorias grandes
2 dientes de ajo
1/2 pimiento verde italiano
500 gr de carne picada mixta
3 lonchas de bacon
500gr de tomate frito casero
1 c/s de paté
Un chorro de vino blanco
Pimienta negra, orégano y albahaca

* Nota:  Llené mucho la mini, y durante la cocción hubo un momento en el que estuvo a punto de desbordar, por lo que si se va a hacer en ella, aconsejo reducir un poco los ingredientes.

PROCEDIMIENTO

En una sarten/olla pochamos la cebolla y el ajo, junto con la zanahoria y el pimiento muy picado. Cuando lleve unos minutos, añadiremos la carne salpimentada junto con el bacon, que iremos removiendo para que tome color de manera uniforme. En éste momento, añadiremos un chorro e vino blanco, que dejaremos que evapore durante unos minutos.

Pasamos todos los ingredientes a la mini, añadimos el tomate frito y las especias. Programamos 4 horas en high. Cuando falten 30 minutos para finalizar, añadimos la cucharada de paté, removemos y dejamos finalizar (tapada).











sábado, 23 de mayo de 2015


Ya tenía ganas de compartir una receta preparada en una de mis últimas adquisiciones. Y es que la olla de cocción lenta llegó a mis manos de puro milagro, pues la compré por impulso, y poco después descubrí que la mini de MGI era de lo más ansiada y deseada.
Hacía tiempo que había oído hablar de las ollas de cocción lenta, pero nunca había investigado más alla... pero los grupos de facebook son un gran foco de creación de necesidades, y lo que hasta hace poco ni siquiera sabías que existía, de repente te resulta del todo imprescindible.

Y fruto de un mensaje visto en facebook, la compré y desde entonces ando investigando qué hacer en ella, puesto que su tamaño (1.5 litros) limita bastante. Por ahora las pruebas no han ido nada mal, y me tiene completamente fascinada. La considero el complemento perfecto a la olla programable, y creo que va a hacer muy buenas migas con la GM F.

Por si alguien no sabe en qué consisten estas ollas y cómo funcionan, os dejo un enlace a la web de Marta Crockpotting donde podeis encontrar muchisima información sobre las slow cookers, además de recetas estupendas.



Y os dejo con una de mis primeras recetas en la mini, un lomo de orza, que nunca antes había probado, pero que desde luego volveré a repetir, queda riquísimo, y con cero esfuerzo.



RECETA DE LOMO DE ORZA

INGREDIENTES

  • 750g de lomo de cerdo fresco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 3 ajos
  • 2 hojas de laurel
  • 1 guindilla
  • 10 granos de pimienta negra
  • 1 c/s de hierbas provenzales
  • Piel de medio limón
  • 1 rama de canela
  • Sal
PROCEDIMIENTO
  • Corta la pieza de lomo en 3 trozos, o en trozos de aproximadamente 4 cm.

  • Pon el lomo en la olla y añade todos los ingredientes.

  • Cubre la carne por completo con aceite de oliva virgen extra.
 
  • Tapa la olla y programa 2 horas y media en temperatura alta (o 4 horas en baja)
 
  • Colocar la carne en un bote grande (aproximadamente con capacidad para 1 litro) y añade la grasa en la que se ha confitado (con las hierbas y resto de ingredientes) cuidando que cubra la carne por completo.

  • Guardar en el frigorífico hasta el momento de su uso.
  • Servir cortado a la contra con una pizca de sal y un hilo de aceite.















11:19 Mai Vg

Ya tenía ganas de compartir una receta preparada en una de mis últimas adquisiciones. Y es que la olla de cocción lenta llegó a mis manos de puro milagro, pues la compré por impulso, y poco después descubrí que la mini de MGI era de lo más ansiada y deseada.
Hacía tiempo que había oído hablar de las ollas de cocción lenta, pero nunca había investigado más alla... pero los grupos de facebook son un gran foco de creación de necesidades, y lo que hasta hace poco ni siquiera sabías que existía, de repente te resulta del todo imprescindible.

Y fruto de un mensaje visto en facebook, la compré y desde entonces ando investigando qué hacer en ella, puesto que su tamaño (1.5 litros) limita bastante. Por ahora las pruebas no han ido nada mal, y me tiene completamente fascinada. La considero el complemento perfecto a la olla programable, y creo que va a hacer muy buenas migas con la GM F.

Por si alguien no sabe en qué consisten estas ollas y cómo funcionan, os dejo un enlace a la web de Marta Crockpotting donde podeis encontrar muchisima información sobre las slow cookers, además de recetas estupendas.



Y os dejo con una de mis primeras recetas en la mini, un lomo de orza, que nunca antes había probado, pero que desde luego volveré a repetir, queda riquísimo, y con cero esfuerzo.



RECETA DE LOMO DE ORZA

INGREDIENTES

  • 750g de lomo de cerdo fresco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 3 ajos
  • 2 hojas de laurel
  • 1 guindilla
  • 10 granos de pimienta negra
  • 1 c/s de hierbas provenzales
  • Piel de medio limón
  • 1 rama de canela
  • Sal
PROCEDIMIENTO
  • Corta la pieza de lomo en 3 trozos, o en trozos de aproximadamente 4 cm.

  • Pon el lomo en la olla y añade todos los ingredientes.

  • Cubre la carne por completo con aceite de oliva virgen extra.
 
  • Tapa la olla y programa 2 horas y media en temperatura alta (o 4 horas en baja)
 
  • Colocar la carne en un bote grande (aproximadamente con capacidad para 1 litro) y añade la grasa en la que se ha confitado (con las hierbas y resto de ingredientes) cuidando que cubra la carne por completo.

  • Guardar en el frigorífico hasta el momento de su uso.
  • Servir cortado a la contra con una pizca de sal y un hilo de aceite.















Soy muy arrocera, pero hubo una época en la que segun cómo fuese, me costaba comerlo. Por aquel entonces, estudiaba en la universidad en Salamanca, y en la residencia de estudiantes en la que estaba todas las semanas caía algun arroz o ensalada de arroz en los que te parecía reconocer restos de otros platos de la semana. Si era estilo "3 delicias" (o 4-5-6) la cosa no iba del todo mal, pero cuando lo preparaban en ensalada...uff, no se que le debían echar, pero aquello para mi paladar era incomible. Como en casa mi madre no acostumbraba a prepararla, tardé al menos otros 8 años en reconciliarme con la ensalada de arroz, y fue con la de mi suegra. ¡ Aquello si era una ensalada de arroz rica! 

Y esa es la receta de hoy, con alguna pequeña variación en los ingredientes, que depende un poco de lo que ronde por la nevera, pero en esencia es como la prepara Juani. 

El arroz y los huevos están preparados en la Gm F, el nuevo modelo de olla Gm que llegó a casa hace algo más de una semana, pero que por falta de tiempo apenas he podido investigar todavía, a ver si poco a poco le pierdo el respeto, que me siento novatilla total con ella.


RECETA DE ENSALADA DE ARROZ

INGREDIENTES


Para 3-4 raciones
1 1/2 vasos medidores de arroz
3 vasos medidores de agua
2 huevos
1/2 lata de maíz
1 lata pequeña de pimiento rojo asado
50-75 gr de fiambre de pavo
1 lata de atun o caballa
1/2 lata de aceitunas
1/2 bote de banderillas 
Mayonesa al gusto
AOVE
Sal y especias (pimienta negra, especias para ensaladas...)

PROCEDIMIENTO


  • Colocamos el arroz con una cucharada de aceite en la cubeta, removemos, salamos y añadimos el agua.
  • Sobre éste colocamos la vaporera y en ella los huevos envueltos en papel film.
 
  • Programamos menú turbo, como viene por defecto (3 min) y cuando pite dejamos que despresurice sola. Retiramos la vaporera, y pasamos el arroz por agua fria, escurrimos bien.
 
  • Mientras, vamos troceando las banderillas, el pavo, aceitunas y resto de ingredientes.
  • Pelamos y troceamos los huevos, y los añadimos junto con el arroz al recipiente donde tengamos todos los demás ingredientes. Salpimentamos, e incorporamos la mayonesa hasta que esté a nuestro gusto.
 
  • Dejamos enfríar en la nevera hasta el momento de servir. A mi me gusta prepararla de un día para otro.










10:44 Mai Vg
Soy muy arrocera, pero hubo una época en la que segun cómo fuese, me costaba comerlo. Por aquel entonces, estudiaba en la universidad en Salamanca, y en la residencia de estudiantes en la que estaba todas las semanas caía algun arroz o ensalada de arroz en los que te parecía reconocer restos de otros platos de la semana. Si era estilo "3 delicias" (o 4-5-6) la cosa no iba del todo mal, pero cuando lo preparaban en ensalada...uff, no se que le debían echar, pero aquello para mi paladar era incomible. Como en casa mi madre no acostumbraba a prepararla, tardé al menos otros 8 años en reconciliarme con la ensalada de arroz, y fue con la de mi suegra. ¡ Aquello si era una ensalada de arroz rica! 

Y esa es la receta de hoy, con alguna pequeña variación en los ingredientes, que depende un poco de lo que ronde por la nevera, pero en esencia es como la prepara Juani. 

El arroz y los huevos están preparados en la Gm F, el nuevo modelo de olla Gm que llegó a casa hace algo más de una semana, pero que por falta de tiempo apenas he podido investigar todavía, a ver si poco a poco le pierdo el respeto, que me siento novatilla total con ella.


RECETA DE ENSALADA DE ARROZ

INGREDIENTES


Para 3-4 raciones
1 1/2 vasos medidores de arroz
3 vasos medidores de agua
2 huevos
1/2 lata de maíz
1 lata pequeña de pimiento rojo asado
50-75 gr de fiambre de pavo
1 lata de atun o caballa
1/2 lata de aceitunas
1/2 bote de banderillas 
Mayonesa al gusto
AOVE
Sal y especias (pimienta negra, especias para ensaladas...)

PROCEDIMIENTO


  • Colocamos el arroz con una cucharada de aceite en la cubeta, removemos, salamos y añadimos el agua.
  • Sobre éste colocamos la vaporera y en ella los huevos envueltos en papel film.
 
  • Programamos menú turbo, como viene por defecto (3 min) y cuando pite dejamos que despresurice sola. Retiramos la vaporera, y pasamos el arroz por agua fria, escurrimos bien.
 
  • Mientras, vamos troceando las banderillas, el pavo, aceitunas y resto de ingredientes.
  • Pelamos y troceamos los huevos, y los añadimos junto con el arroz al recipiente donde tengamos todos los demás ingredientes. Salpimentamos, e incorporamos la mayonesa hasta que esté a nuestro gusto.
 
  • Dejamos enfríar en la nevera hasta el momento de servir. A mi me gusta prepararla de un día para otro.










viernes, 15 de mayo de 2015

¡ Siiii, por fin hace unos días conseguí preparar un arroz negro! Llevaba muchisimo tiempo deseando hacerlo, pero la tinta de calamar es de esas cosas que nunca me acuerdo de anotar en la lista de la compra, y por lo tanto, siempre caía en el olvido hasta que algo nuevamente me lo recordaba. Si a alguien le ocurre lo mismo, siempre puede optar a hacer un arroz express con una lata de chipirones en su tinta, que no queda nada mal, y que ya publiqué en el blog (claro que para eso también hay que acordarse de comprar la lata...).

Y cómo una empieza a ser consciente de que su memoria flaquea más de lo que se piensa, y que no siempre se puede confiar en ella, pues opté por anotarlo en la lista de la compra en cuanto algo me recordó que el arroz seguía en la lista de pendientes, y así pude preparar el arroz que traigo hoy.



ARROZ NEGRO CON CALAMARES Y LANGOSTINOS


INGREDIENTES (En este caso las cantidades indicadas son para una persona)


1 vaso medidor de arroz (redondo)
1 vaso y 1/4 de caldo 
1 c/c carne de pimiento choricero
2 c/s tomate
4-5 langostinos
50-75 gr de anillas de calamar
Pimienta negra, pimentón dulce
1 sobre de tinta de calamar
1/2 cebolla pequeña
1 diente de ajo
2 pimientos del piquillo 


PROCEDIMIENTO


  • Picamos la cebolla y el ajo muy fino, y lo ponemos a pochar en menú cocina, en un par de cucharadas de aceite.

  • Mientras, vamos cortando los calamares y los pimientos, y si se quiere pelamos los langostinos (yo los añadí sin pelar)
  • Cuando la cebolla comience a clarear, añadimos el calamar y el pimiento y dejamos cocinar un par de minutos. Mientras tanto, en 2 cucharadas de caldo caliente diluimos la tinta y reservamos.
  • Incorporamos el tomate y la carne de pimiento choricero, removemos bien, añadimos la tinta de calamar y el arroz, y lo sellamos durante 1-2 minutos.

  • Salpimentamos, echamos una pizca de pimentón dulce, añadimos el caldo, sobre éste los langostinos, cerramos la tapa, y programamos menú cocina 8 min.

  • Cuando pite, despresurizamos, removemos, y dejamos reposar 5-10 minutos. Pelamos los langostinos.
  • Emplatamos y servimos.


12:46 Mai Vg
¡ Siiii, por fin hace unos días conseguí preparar un arroz negro! Llevaba muchisimo tiempo deseando hacerlo, pero la tinta de calamar es de esas cosas que nunca me acuerdo de anotar en la lista de la compra, y por lo tanto, siempre caía en el olvido hasta que algo nuevamente me lo recordaba. Si a alguien le ocurre lo mismo, siempre puede optar a hacer un arroz express con una lata de chipirones en su tinta, que no queda nada mal, y que ya publiqué en el blog (claro que para eso también hay que acordarse de comprar la lata...).

Y cómo una empieza a ser consciente de que su memoria flaquea más de lo que se piensa, y que no siempre se puede confiar en ella, pues opté por anotarlo en la lista de la compra en cuanto algo me recordó que el arroz seguía en la lista de pendientes, y así pude preparar el arroz que traigo hoy.



ARROZ NEGRO CON CALAMARES Y LANGOSTINOS


INGREDIENTES (En este caso las cantidades indicadas son para una persona)


1 vaso medidor de arroz (redondo)
1 vaso y 1/4 de caldo 
1 c/c carne de pimiento choricero
2 c/s tomate
4-5 langostinos
50-75 gr de anillas de calamar
Pimienta negra, pimentón dulce
1 sobre de tinta de calamar
1/2 cebolla pequeña
1 diente de ajo
2 pimientos del piquillo 


PROCEDIMIENTO


  • Picamos la cebolla y el ajo muy fino, y lo ponemos a pochar en menú cocina, en un par de cucharadas de aceite.

  • Mientras, vamos cortando los calamares y los pimientos, y si se quiere pelamos los langostinos (yo los añadí sin pelar)
  • Cuando la cebolla comience a clarear, añadimos el calamar y el pimiento y dejamos cocinar un par de minutos. Mientras tanto, en 2 cucharadas de caldo caliente diluimos la tinta y reservamos.
  • Incorporamos el tomate y la carne de pimiento choricero, removemos bien, añadimos la tinta de calamar y el arroz, y lo sellamos durante 1-2 minutos.

  • Salpimentamos, echamos una pizca de pimentón dulce, añadimos el caldo, sobre éste los langostinos, cerramos la tapa, y programamos menú cocina 8 min.

  • Cuando pite, despresurizamos, removemos, y dejamos reposar 5-10 minutos. Pelamos los langostinos.
  • Emplatamos y servimos.


Desde que probé a hacer las pizzas retardando la masa en la nevera durante al menos 48h, el que se te antoje pizza a las 7 de la tarde de un domingo sin masa anticipada no suele ser buena idea. Y justo ésto fue lo que nos pasó el domingo pasado. Normalmente, en estos casos, no queda otra que quedarse con las ganas y cenarse otra cosa, pero no estábamos muy por la labor de que esta vez fuese asi, sino que las ganas de pizza eran tan brutales que si o si era lo que había que cenar.
Asi que en cuanto llegamos a casa me puse a improvisar lo que quería que fuese una masa de pizza "buena" dentro de las posibilidades, ya que iba a tener que abusar con un pelín de levadura de más, si no quería que nos diesen las 2 de la madrugada horneando pizzas. 

Opté por preparar una masa con cerveza, algo de harina integral y semolina, y de ésta manera aportarle sabor extra, y compensar el que no se iba a poder obtener debido a una fermentación corta.
Y el resultado fue bueno, mejor de lo esperado en un primer momento. Si bien es cierto que como una masa retardada no hay nada, para un apuro es una buena solución.


El proceso total me llevó 3h (desde que me puse a pesar los ingredientes hasta que saqué las pizzas del horno). Puede que haya a quien le parezca que de pizza express tiene poco, pero para alguien que como yo acostumbra a masas que se pasan mas de dos días en la nevera, estos tiempos son criminales.

RECETA DE PIZZA EXPRESS 

INGREDIENTES


Para 2 pizzas medianas
250 gr de harina de trigo
50 gr de harina de trigo integral
50 gr de semolina
150 gr de cerveza
60-70 gr de agua
1 c/c sal
1 y 1/2 c/s de AOVE
1 c/c de ajo en polvo
2 c/c orégano
2.7 gr de levadura seca

 

PROCEDIMIENTO

  • Pesamos todos los ingredientes, y los colocamos en la cubeta de la panificadora, primero los líquidos y sobre éstos los solidos. Seleccionamos el programa 7 que dura 15 min. Habrá que ir vigilando que la masa no se caliente en exceso. En mi caso, la harina y la cerveza estaban frias y no me supuso mayor problema.
  • Dejamos fermentar en un bol. Mientras, preparamos los ingredientes con los que las vayamos a hacer y reservamos, para que en cuanto la masa esté lista solo sea cuestión de estirar, rellenar y hornear.
  • Cuando haya doblado su  volumen, dividimos la masa en dos, y procedemos a estirarlas sobre el papel de hornear, en el que habremos espolvoreado un poco de semolina.
  • Ponemos a precalentar el horno a tope, calor arriba y abajo, al menos 15 min (Con la bandeja del horno en la posición más alta).
  • Mientras se calienta el horno, vamos rellenando las pizzas. Extendemos el tomate frito/concentrado de tomate, el queso a dados, el resto de ingredientes, y finalmente los trozos de mozarella fresca.
 
  • Procedemos a hornearlas. Ayudandonos de una bandeja, colocamos la primera pizza en la base del horno. A los 3-4 min, pasamos esta pizza a la bandeja superior para gratinarla durante 2 min, en la base colocamos la segunda pizza. Seguimos mismos tiempos de horneado que con la primera.




10:47 Mai Vg
Desde que probé a hacer las pizzas retardando la masa en la nevera durante al menos 48h, el que se te antoje pizza a las 7 de la tarde de un domingo sin masa anticipada no suele ser buena idea. Y justo ésto fue lo que nos pasó el domingo pasado. Normalmente, en estos casos, no queda otra que quedarse con las ganas y cenarse otra cosa, pero no estábamos muy por la labor de que esta vez fuese asi, sino que las ganas de pizza eran tan brutales que si o si era lo que había que cenar.
Asi que en cuanto llegamos a casa me puse a improvisar lo que quería que fuese una masa de pizza "buena" dentro de las posibilidades, ya que iba a tener que abusar con un pelín de levadura de más, si no quería que nos diesen las 2 de la madrugada horneando pizzas. 

Opté por preparar una masa con cerveza, algo de harina integral y semolina, y de ésta manera aportarle sabor extra, y compensar el que no se iba a poder obtener debido a una fermentación corta.
Y el resultado fue bueno, mejor de lo esperado en un primer momento. Si bien es cierto que como una masa retardada no hay nada, para un apuro es una buena solución.


El proceso total me llevó 3h (desde que me puse a pesar los ingredientes hasta que saqué las pizzas del horno). Puede que haya a quien le parezca que de pizza express tiene poco, pero para alguien que como yo acostumbra a masas que se pasan mas de dos días en la nevera, estos tiempos son criminales.

RECETA DE PIZZA EXPRESS 

INGREDIENTES


Para 2 pizzas medianas
250 gr de harina de trigo
50 gr de harina de trigo integral
50 gr de semolina
150 gr de cerveza
60-70 gr de agua
1 c/c sal
1 y 1/2 c/s de AOVE
1 c/c de ajo en polvo
2 c/c orégano
2.7 gr de levadura seca

 

PROCEDIMIENTO

  • Pesamos todos los ingredientes, y los colocamos en la cubeta de la panificadora, primero los líquidos y sobre éstos los solidos. Seleccionamos el programa 7 que dura 15 min. Habrá que ir vigilando que la masa no se caliente en exceso. En mi caso, la harina y la cerveza estaban frias y no me supuso mayor problema.
  • Dejamos fermentar en un bol. Mientras, preparamos los ingredientes con los que las vayamos a hacer y reservamos, para que en cuanto la masa esté lista solo sea cuestión de estirar, rellenar y hornear.
  • Cuando haya doblado su  volumen, dividimos la masa en dos, y procedemos a estirarlas sobre el papel de hornear, en el que habremos espolvoreado un poco de semolina.
  • Ponemos a precalentar el horno a tope, calor arriba y abajo, al menos 15 min (Con la bandeja del horno en la posición más alta).
  • Mientras se calienta el horno, vamos rellenando las pizzas. Extendemos el tomate frito/concentrado de tomate, el queso a dados, el resto de ingredientes, y finalmente los trozos de mozarella fresca.
 
  • Procedemos a hornearlas. Ayudandonos de una bandeja, colocamos la primera pizza en la base del horno. A los 3-4 min, pasamos esta pizza a la bandeja superior para gratinarla durante 2 min, en la base colocamos la segunda pizza. Seguimos mismos tiempos de horneado que con la primera.





Los molletes de antequera son unos panes que hice hace unos meses, pero que tuve que modificar e improvisar sobre la marcha, ya que en el momento de ir a utilizar la harina floja vi que la tenía llena de inquilinos. Pese a los cambios que realicé, el resultado nos gustó mucho, y meses después por fin los he vuelto a repetir.

Son unos panes muy blanditos, pero que aguantan perfectamente cualquier relleno, por lo que son una perfecta opcion para preparar hamburguesas o cualquier bocadillo que se tercie, asi como para tostarlo y tomarlo con aceite y tomate.



RECETA DE MOLLETES DE ANTEQUERA 

 ( He seguido la receta de La cocina de los elfos)

INGREDIENTES


Para el poolish
150 gr de agua
100 gr de harina panadera
1 gr de levadura fresca (0.33 gr si es levadura seca)

Para la masa final
Todo el poolish
300 gr de harina de reposteria
100gr de harina recia (yo he utilizado semolina)
150 gr de agua
20 gr de manteca de cerdo
10 gr de sal
3 gr de levadura fresca (o 1 gr de levadura seca)



PROCEDIMIENTO


  • Preparación del poolish: Mezclamos todos los ingredientes, y dejamos reposar a temperatura ambiente al menos durante 3 horas. Todavía mejor opción si lo preparamos de un día para otro, en éste caso, lo dejamos 1.5h a temperatura ambiente para que se active y después lo guardamos en la nevera hasta el día siguiente.
  • Cuando el poolish esté listo, o al día siguiente, lo mezclamos con todos los ingredientes y procedemos a amasar. Es una masa muy facil de amasar a mano, y como siempre recomiendo amasar intercalando amasados cortos con reposos de 10 min aprox.
  • Tendremos que amasar hasta conseguir una masa lisa y sedosa.
  • En ese momento, la dejaremos tapada en un bol para que fermente y doble su volumen (el tiempo que necesite para ello dependerá en parte de la temperatura de nuestra cocina, en mi caso fueron en torno a 90 min).

  • Una vez doble el volumen, procedemos a dividir la masa en porciones de 100 gr, boleamos, y dejamos reposar durante 15 min para que el gluten se relaje y nos resulte más facil estirar y formarlos.

  • Ahora, estiraremos cada una de las bolas con las manos o con un rodillo, hasta que tengan un grosor de unos 3-4 milimetros (enharinar ligeramente el rodillo y la superficie de la mesa para evitar que se peguen al estirar) . Los dejaremos reposar hasta que dupliquen su volumen. Este paso es importante, ya que es un pan que no debe greñar en el horno, por lo que tiene que introducirse en él al limite de la fermentación, teniendo cuidado de que no sobrefermente.

  • Horneamos en el horno precalentado durante 10 min a 180º en la bandeja central.
  • Los dejamos enfríar sobre una rejilla.

9:59 Mai Vg

Los molletes de antequera son unos panes que hice hace unos meses, pero que tuve que modificar e improvisar sobre la marcha, ya que en el momento de ir a utilizar la harina floja vi que la tenía llena de inquilinos. Pese a los cambios que realicé, el resultado nos gustó mucho, y meses después por fin los he vuelto a repetir.

Son unos panes muy blanditos, pero que aguantan perfectamente cualquier relleno, por lo que son una perfecta opcion para preparar hamburguesas o cualquier bocadillo que se tercie, asi como para tostarlo y tomarlo con aceite y tomate.



RECETA DE MOLLETES DE ANTEQUERA 

 ( He seguido la receta de La cocina de los elfos)

INGREDIENTES


Para el poolish
150 gr de agua
100 gr de harina panadera
1 gr de levadura fresca (0.33 gr si es levadura seca)

Para la masa final
Todo el poolish
300 gr de harina de reposteria
100gr de harina recia (yo he utilizado semolina)
150 gr de agua
20 gr de manteca de cerdo
10 gr de sal
3 gr de levadura fresca (o 1 gr de levadura seca)



PROCEDIMIENTO


  • Preparación del poolish: Mezclamos todos los ingredientes, y dejamos reposar a temperatura ambiente al menos durante 3 horas. Todavía mejor opción si lo preparamos de un día para otro, en éste caso, lo dejamos 1.5h a temperatura ambiente para que se active y después lo guardamos en la nevera hasta el día siguiente.
  • Cuando el poolish esté listo, o al día siguiente, lo mezclamos con todos los ingredientes y procedemos a amasar. Es una masa muy facil de amasar a mano, y como siempre recomiendo amasar intercalando amasados cortos con reposos de 10 min aprox.
  • Tendremos que amasar hasta conseguir una masa lisa y sedosa.
  • En ese momento, la dejaremos tapada en un bol para que fermente y doble su volumen (el tiempo que necesite para ello dependerá en parte de la temperatura de nuestra cocina, en mi caso fueron en torno a 90 min).

  • Una vez doble el volumen, procedemos a dividir la masa en porciones de 100 gr, boleamos, y dejamos reposar durante 15 min para que el gluten se relaje y nos resulte más facil estirar y formarlos.

  • Ahora, estiraremos cada una de las bolas con las manos o con un rodillo, hasta que tengan un grosor de unos 3-4 milimetros (enharinar ligeramente el rodillo y la superficie de la mesa para evitar que se peguen al estirar) . Los dejaremos reposar hasta que dupliquen su volumen. Este paso es importante, ya que es un pan que no debe greñar en el horno, por lo que tiene que introducirse en él al limite de la fermentación, teniendo cuidado de que no sobrefermente.

  • Horneamos en el horno precalentado durante 10 min a 180º en la bandeja central.
  • Los dejamos enfríar sobre una rejilla.

jueves, 7 de mayo de 2015


La receta de estos panecillos la descubrí navegando por internet, mientras andaba en la búsqueda de alguna receta de magdalenas, bizcocho o pan que incorporase copos de avena. No me hacen especial gracia los copos, pero los tenía de la caja degustabox del mes de marzo, y no quería dejar pasar mucho tiempo sin sacarla de la despensa y darle uso. Y esta receta me pareció perfecta, pues no se parecía a ninguno de los panes que había hecho hasta ahora, y además me daba la posibilidad de utilizar un par de cervezas negras que tenía en la nevera (de otra caja degustabox, of course).

La receta la vi en el foro del pan, pero os pongo el enlace directo al blog de la chica que la colgó y que podeis ver aqui .
En mi caso, he optado por otro tipo de formado, y no he decorado con avena, quedan chulisimos los panecillos anudados, pero en mi afán por ver unas bonitas greñas en los panes, he optado por un formado simple.



RECETA DE PANECILLOS DE CERVEZA, AVENA Y MIEL DE DAN LEPARD


INGREDIENTES


300 gr de harina de fuerza del amasadero
100 gr de harina panadera del amasadero*
150 gr de harina de trigo integral
470 gr de cerveza negra*
75 gr de copos de avena
50 gr de miel
50 gr de mantequilla
10 gr de sal
1.5 gr de levadura seca*


* La receta original, emplea 400 gr de harina de fuerza, yo he optado por sustituir parte de la harina de fuerza por panadera. He hecho otras dos modificaciones, he reducido la hidratación 30 gr (la receta original lleva 500) y la levadura, para la que Dan indica 7 gr de seca. Yo he preferido reducirla y apostar por una primera fermentación en frío.

PROCEDIMIENTO



  • Lo primero de todo va a ser tostar los copos de avena. En mi caso, he optado por hacerlo en la cecofry, precalentandola 2 minutos, y después tostandolos durante 11 min, removiendo los copos en 2-3 ocasiones.

  • Mientras se tuestan los copos, vamos pesando el resto de ingredientes. Reservamos.
  • En un cazo, añadimos la cerveza y los copos de avena y llevamos al fuego  no muy fuerte. En el momento en el que comience a hervir, retiramos del fuego, añadimos la mantequilla y la miel y removemos. Deberemos esperar a que atempere para poder utilizarlo (las levaduras a temperaturas altas mueren, por lo que es importante que esto no ocurra, sino la masa no podrá fermentar).
  • Cuando lo notemos tibio, lo mezclaremos con el resto de ingredientes. En este punto, yo he utilizado la panificadora para integrar bien los ingredientes apenas un par de minutos, después, he pasado la masa a la encimera para amasar a mano ( la panificadora tiende a calentar las masas, y esta masa ya parte de una temperatura más alta que de normal, por lo que si se quiere amasar en su totalidad con amasadora/panificadora, recomiendo dejar enfriar al completo las "gachas cerveceras").

  • La masa es algo pegajosa, y tiende a desgarrarse, por lo que si bien se puede amasar con el amasado francés, yo recomiendo hacer tandas de amasados cortos y reposos de 10 min. Yo opté por dejarla reposar un dia en la nevera, por lo que no es necesario amasarla al 100%, ya que el reposo terminara de amasarla.

  • Cuando la tengamos, dejamos arrancar la fermentación 30-45 min y la metemos en la nevera hasta el dia siguiente.
  • Durante el tiempo que está la masa en la nevera, es recomendable darle unos pliegues para que la masa gane tensión (yo le di 3 pliegues).
  • El siguiente día, sacamos la masa de la nevera y la dejamos atemperar, en este caso estuvo 20-30 min escasos.

  • Con cuidado, cortamos la masa en porciones, dejamos reposar 10-15 min. Yo he cortado 6 de 100 gr y 4 de 130gr.

  • Procedemos a formar los panecillos. Las porciones de 100 gr las he boleado, y con las de 130 gr he formado unas barritas.
    Como una imagen vale más que mil palabras, os dejo dos enlaces sobre la manera de realizarlo.

    Boleado



    Barritas




  • Conforme los vamos formando las colocamos sobre un paño enharinado, como se puede apreciar en la foto.

  • Cuando lleven 30 min, precalentamos el horno a 250º calor arriba/abajo, y con la bandeja de piedras volcánicas en la base del horno. Lo calentamos al menos 20-25 min.
  • Un par de minutos antes de introducirlos, les realizamos los cortes y calentamos un vaso de agua en el micro.

  • Cambiamos la temperatura a solo calor abajo, introducimos los panecillos ayudandonos de una bandeja, vertemos el agua en la bandeja de piedras y cerramos. Aqui es importante acordarnos de seleccionar solo calor abajo, de no hacerlo, el calor que les llegue desde arriba impedira que el pan se expanda y consiga una bonita greña.

  • Pasados 10 min, retiramos la bandeja de piedras volcanicas, dejamos que salga el vapor que pueda quedar en el horno. Seleccionamos nuevamente calor A/A, bajamos la temperatura a 210-220º y los tendremos otros 10 min aproximadamente, o hasta que golpeando el culo del pan éste suene hueco.

  • Dejamos enfríar sobre una rejilla.






10:09 Mai Vg

La receta de estos panecillos la descubrí navegando por internet, mientras andaba en la búsqueda de alguna receta de magdalenas, bizcocho o pan que incorporase copos de avena. No me hacen especial gracia los copos, pero los tenía de la caja degustabox del mes de marzo, y no quería dejar pasar mucho tiempo sin sacarla de la despensa y darle uso. Y esta receta me pareció perfecta, pues no se parecía a ninguno de los panes que había hecho hasta ahora, y además me daba la posibilidad de utilizar un par de cervezas negras que tenía en la nevera (de otra caja degustabox, of course).

La receta la vi en el foro del pan, pero os pongo el enlace directo al blog de la chica que la colgó y que podeis ver aqui .
En mi caso, he optado por otro tipo de formado, y no he decorado con avena, quedan chulisimos los panecillos anudados, pero en mi afán por ver unas bonitas greñas en los panes, he optado por un formado simple.



RECETA DE PANECILLOS DE CERVEZA, AVENA Y MIEL DE DAN LEPARD


INGREDIENTES


300 gr de harina de fuerza del amasadero
100 gr de harina panadera del amasadero*
150 gr de harina de trigo integral
470 gr de cerveza negra*
75 gr de copos de avena
50 gr de miel
50 gr de mantequilla
10 gr de sal
1.5 gr de levadura seca*


* La receta original, emplea 400 gr de harina de fuerza, yo he optado por sustituir parte de la harina de fuerza por panadera. He hecho otras dos modificaciones, he reducido la hidratación 30 gr (la receta original lleva 500) y la levadura, para la que Dan indica 7 gr de seca. Yo he preferido reducirla y apostar por una primera fermentación en frío.

PROCEDIMIENTO



  • Lo primero de todo va a ser tostar los copos de avena. En mi caso, he optado por hacerlo en la cecofry, precalentandola 2 minutos, y después tostandolos durante 11 min, removiendo los copos en 2-3 ocasiones.

  • Mientras se tuestan los copos, vamos pesando el resto de ingredientes. Reservamos.
  • En un cazo, añadimos la cerveza y los copos de avena y llevamos al fuego  no muy fuerte. En el momento en el que comience a hervir, retiramos del fuego, añadimos la mantequilla y la miel y removemos. Deberemos esperar a que atempere para poder utilizarlo (las levaduras a temperaturas altas mueren, por lo que es importante que esto no ocurra, sino la masa no podrá fermentar).
  • Cuando lo notemos tibio, lo mezclaremos con el resto de ingredientes. En este punto, yo he utilizado la panificadora para integrar bien los ingredientes apenas un par de minutos, después, he pasado la masa a la encimera para amasar a mano ( la panificadora tiende a calentar las masas, y esta masa ya parte de una temperatura más alta que de normal, por lo que si se quiere amasar en su totalidad con amasadora/panificadora, recomiendo dejar enfriar al completo las "gachas cerveceras").

  • La masa es algo pegajosa, y tiende a desgarrarse, por lo que si bien se puede amasar con el amasado francés, yo recomiendo hacer tandas de amasados cortos y reposos de 10 min. Yo opté por dejarla reposar un dia en la nevera, por lo que no es necesario amasarla al 100%, ya que el reposo terminara de amasarla.

  • Cuando la tengamos, dejamos arrancar la fermentación 30-45 min y la metemos en la nevera hasta el dia siguiente.
  • Durante el tiempo que está la masa en la nevera, es recomendable darle unos pliegues para que la masa gane tensión (yo le di 3 pliegues).
  • El siguiente día, sacamos la masa de la nevera y la dejamos atemperar, en este caso estuvo 20-30 min escasos.

  • Con cuidado, cortamos la masa en porciones, dejamos reposar 10-15 min. Yo he cortado 6 de 100 gr y 4 de 130gr.

  • Procedemos a formar los panecillos. Las porciones de 100 gr las he boleado, y con las de 130 gr he formado unas barritas.
    Como una imagen vale más que mil palabras, os dejo dos enlaces sobre la manera de realizarlo.

    Boleado



    Barritas




  • Conforme los vamos formando las colocamos sobre un paño enharinado, como se puede apreciar en la foto.

  • Cuando lleven 30 min, precalentamos el horno a 250º calor arriba/abajo, y con la bandeja de piedras volcánicas en la base del horno. Lo calentamos al menos 20-25 min.
  • Un par de minutos antes de introducirlos, les realizamos los cortes y calentamos un vaso de agua en el micro.

  • Cambiamos la temperatura a solo calor abajo, introducimos los panecillos ayudandonos de una bandeja, vertemos el agua en la bandeja de piedras y cerramos. Aqui es importante acordarnos de seleccionar solo calor abajo, de no hacerlo, el calor que les llegue desde arriba impedira que el pan se expanda y consiga una bonita greña.

  • Pasados 10 min, retiramos la bandeja de piedras volcanicas, dejamos que salga el vapor que pueda quedar en el horno. Seleccionamos nuevamente calor A/A, bajamos la temperatura a 210-220º y los tendremos otros 10 min aproximadamente, o hasta que golpeando el culo del pan éste suene hueco.

  • Dejamos enfríar sobre una rejilla.